Algo de estrés y de cansancio


Es tarde y tengo sueño,
en mi alma hay un abismo.
Estoy rodeado de sombras que parecen rostros.
En la ventana se oyen ruidos,
como crujidos de papel,
no sé... quizá sea el viento.

La vida que siempre está expuesta a luz y sombra
También se expone a la congoja y a la muerte.
Y el orbe... el orbe está indecente,
la capital enloquecida.

No sabemos si la culpa es de la luz o de la sombra,
Es como si alcanzáramos un tiempo indebido.
La poesía se aleja... se desorbitan los ojos tornándose las manos temblorosas.

Mañana los caminos tendrán polvo y trazaré mis huellas en la huida
de un día de desdichas y cansancio.

No hay comentarios: