Evanescencia

Más allá de los días
donde las horas se evaporan buscando las auroras,
una luz dirige mis pasos bajo el mismo cielo y el mismo lodo
que el sol va calcinando.
Entonces me alegra tu regreso.

Y mis pupilas retienen tu figura
que convierto en afectos para mi alma que te ansía.
Entonces me siento en la pasión que llena que canta y que suspira
sin importar pasados o futuros.

Aquí estoy como bardo de ilusiones rotas
presintiendo tu piel junto a la mía,
embriagando mi mente con tus besos
y dejando que el sueño se convierta
en el dulce clamor de tus ternuras.

Entonces en la orilla de un crepúsculo
voy mirando tus pasos viniendo hacia los míos,
alborozo de ilusión que desgrana la evanescencia
de mi propio yo y mis latidos.

No hay comentarios: