Exilio de amor

Divago desde mi exilio,
donde los relojes marcan la hora detenida
donde en los aciagos momentos tu cara se extravía.

Donde acecho como felino una respuesta que no llega,
Igual como las distancias que me apartan de tu rostro
pisando los restos de memoria con el corazón vacío.

Vacío como tus ojos, lanzando un golpe seco,
vacío sin ayer y sin mañana,
sin sonrisas, sin palabras,
sin ecos que alivien mi pena,
solo silencios, solo la nada.

Igual que Ulises vagando por los mares,
como un castigo de amor intolerante,
como un destierro doloroso a mi pena de amar irrenunciable.

Como perdido en la tierra de nadie,
acechado extranjero y sin frontera,
cubriéndome del polvo que ahora me rodea.

Como una deformación especular,
como un narciso mirándome al espejo
donde crecí equivocado como un reflejo del agua
creyendo enamorar al mundo con solo una mirada.

Y en este laberinto estoy perdido
en el espacio cóncavo y cerrado
donde mi mano busca como un ciego
llegar a ti desde otro lado.

Desde mi exilio busco el devenir de algo distinto,
busco el mutar en el espacio y tiempo,
y trasformar el mundo con mi propia fuerza.

Buscar la meta para llegar a tus brazos
encontrando tus huellas que van hacia el desierto
y en un delirio de amor y fantasía llegar los dos
al mismo oasis…. Al mismo amor conque te estoy amando.

No hay comentarios: