Quisiera escribirte

Quisiera escribirte como algo inadvertido,
como algo pasajero, fugaz como el viajero.
Quisiera escribir todo lo inerme,
toda tu risa y toda tu alegría.
Quisiera escribirte pero al final
no se si me creerías.

Soy como el agua del río que pasa inadvertida,
eres gacela entre rosas que el pecho lleva heridas,
y que al final su sangre no derrama todavía.

Por eso la tristeza se me ovilla en el pecho
Y se me ponen pálidas las mejillas de pronto
Siento como me crece el cansancio y la duda
cuando el viento parece llamar junto a mi lecho.

¡OH! Que quietud si tuviera tu rostro entre mis manos
Para dejar mis lágrimas caer sobre tus ojos,
Y dejar dormir mi voz sobre tus labios

¡OH! Que quietud si tuviera tus manos
Para dejar mis ansias atadas a tu dedos.

Más eres brisa inquieta en la mañana fría,
y yo viajero no sé querer... ¿Tú lo sabrías?


No hay comentarios: