Te necesito siempre

Quizá vaya a buscarte
y rondaré el umbral de aquel comienzo
para que el recuerdo transite entre nosotros.

Para que delineemos los versos en las rutas
que el aire aún no esconde,
para juntar nuestra piel, para besarnos.

Y es que hoy te necesito
porque arde en mi sangre todo aquello
la luz de tu mirada, la flor de tu sonrisa
y el suave juguetear de tus cabellos.

Necesito los labios de la ausencia
perdidos en la sombra de un ocaso
y tus manos distantes del regazo
de este amor que no tiene tu presencia.

Jamás se irá de tu alma
la huella más profunda,
allí las cicatrices dibujaran recuerdos,
las ansias, las horas taciturnas,
los besos en mis brazos,
lo dulce y lo más tierno.

Tal vez mañana
pueda arrancar el bálsamo de ausencia.
Tal vez mañana juguemos con el viento.

No hay comentarios: